La prueba

Escribiré sobre un tema que aparentemente no tiene que ver con el camino del Nagual, ni el del héroe, excepto como recompensa. Hablaré de un tema que es mas que un tema, que es la razón de ser de todo lo noble y bello, así como de lo único mas importante y poderoso que la Justicia, porque esta no puede existir sin el; obviamente, hablo del Amor.

Pero que es el amor? El amor es físicamente una sensación de poder, de exaltación, de ser capaz de mover montañas. De poder estar despierto toda la noche, es el fuego de la vida que se mueve por las venas sin necesidad de un entrenamiento, es aquello que todos creemos conocer cuando no lo tenemos o estamos solos, y que de repente llega a nuestra vida deshaciendo las barreras creadas para soportar la soledad y la tristeza; es aquello que una vez se manifiesta, uno se pregunta como pudimos olvidar que existía, es eso que esta mas allá de los poetas.

Porque físicamente el amor se manifiesta con darnos el poder para vencer en cualquier batalla, quitándonos la fuerza hasta para levantar un lápiz, es aquello que hemos buscado, y algunos llegan a conocer y captar en toda su gloria.

Emocionalmente el amor es el lugar al que podemos regresar, porque el entrenamiento de cualquier tipo lleva a una búsqueda, y el amor solo nos lleva al regreso, al regreso con nuestras raíces y nuestros genes, el amor es aquello que hace inútil cualquier entrenamiento.

Porque?

Porque el entrenamiento es solo un sustituto del amor; la búsqueda del conocimiento y la razón, y sin embargo, el amor es aquello que flota en el aire cuando el moderno Adán conoce a la moderna Eva, pero como ninguno da el primer paso, es necesario el entrenamiento, porque en el momento en que ambos caminen, y corran al encuentro de sí mismos, el entrenamiento no tiene sentido. Pero sólo cuando son dos los que corren hacia el mutuo encuentro sobra el entrenamiento. Cuando solo uno corre, el entrenamiento es soporte y guía.

Porque el amor es aquello que puede redimirnos, el amor es aquello que creemos conocer, y cuando lo encontramos, por un momento, en un momento, regresa el fuego de la juventud y la alegría de los sueños porque sí, es cuando nosotros podemos dejarnos ir para llegar, porque al soltarnos y entregarnos al amor, solo algo puede pasar, que el amor nos transporte a esa región llamada paraíso, a ese lugar donde las distancias no existen, cuando las almas se juntan, aunque el cuerpo esté a miles de kilómetros de distancia, pero a la distancia, la intensidad baja, al estar cerca, ese fuego se concentra haciendo que tiemblen las piernas y la boca diga tonterías, en el momento que se dice la palabra mas mágica de todas : MUACCCKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKK!!!!!!!!

Y es cuando nos damos cuenta de la estupidez de la vida del hombre moderno, al tener miedo a la entrega total, a la aceptación, a decir SI, QUIERO Y ESO ES TODO, no importan las apariencias ni los lugares, quiero estar junto a ti, en el ayer, hoy, y para el mañana que nunca se irá. Es tan fácil pero si se vacila el amor da grandes penas ( según dicen ), ya que el AMOR VERDADERO, con mayúsculas, es lo único que puede llamar de vuelta al ave de la libertad, pero una vez que volamos en su espalda, si vacilamos, el ave se va, y se puede sufrir pero nunca olvidar. Porque el amor verdadero siempre vivirá.

Aquellos que conocen el amor, conocen solo una parte de sus formas, desgraciado de aquel del que lo conoce y lo ha perdido, por el o su pareja, porque no encontrará la paz hasta recuperarlo, porque el amor es mas que un rayo de luna, es mas que la fuerza que mueve al mundo.

El amor es aquello que nos hace despertarnos en la mañana con el brillo en los ojos a pesar de todas las penas, el amor es lo que nos hace más fuertes mientras menos dormimos y comemos, el amor es aquello que tantos han renunciado a buscar, y que por eso, cuando se encuentra, se encuentra en cantidades inimaginables.

Y una vez que se ha sentido su fuego, es entonces cuando uno entiende lo que dicen todas las tradiciones. EL amor es la llave que hace caer las cadenas que aprisionan al lobo y al hombre, es la llave que cierra el pasado y abre el porvenir, es la clave que explica todos los misterios, es la fuerza que hace a un suspiro mas poderoso que cualquier tormenta.

Y al mismo tiempo es aquello que ilumina el mundo en las noches de penumbra, y que hace que el tiempo se detenga durante el día; es lo que nos permite entender todo

Es aquello que en tiempos de soledad nos hace esperar a que llegue otra vez la mañana el momento en que la calidez de una sonrisa y la profundidad de una mirada refrescan todo lo que nos hace seguir viviendo.

Cuando pasa el tiempo y el amor no se ve, las limitaciones se descubren porque sin el no queda nada que motive a seguir luchando, al marcharse se van también las promesas, los deseos, los ideales, y sin ellos, no tiene sentido preocuparse por nada.

Es difícil decir te quiero, sobre todo si sabes que querer es algo mas que unas simples palabras. Querer es algo que esta mas allá de un sentimiento de posesión, querer es dejar que salga de uno la admiración ante el milagro de la vida, y sin embargo, mantener la conciencia de que hay que luchar para conservarla.

Amor, palabra que no significa nada cuando la otra persona no está. Es la joya que todos buscan y casi nadie encuentra, la que se escapa fugazmente estando a punto de alcanzarla, es la flor que representa la belleza de lo mundano. Y aunque algún día moriremos, los días en que el amor está hacen que los años sin el valgan la pena, porque cuando no está, queda siempre vivo su recuerdo aunque tratamos de ahogarlo, y este nos ilumina y da calor, hasta el próximo tiempo de reposo.

Pero cuando el amor se vuelve carne, cuando deja de ser solo un sueño y es una realidad al alcance de nuestras manos, es algo hermoso, único, espectacular. Es como una joya que ciega a aquel que osa mirarla, y el brillo de sus caras hace perder la cordura a cualquiera que trate de comprender la razón de que exista la noche, o por lo menos hace que uno se pregunte como medio metro puede ser tan lejos.

Una noche de luna hace años, estando destrozado por los golpes de la vida, en lo alto del cerro, encontré a una gitana completamente loca, que en medio del bosque bailaba y abrazaba a los arboles. Ella siempre se había burlado al verme trepar a los arboles y correr por el cerro , o cuando simplemente estaba ahí. Esa noche no estaba yo de humor para hablar, era una época en que mi corazón se enfrentaba al tormento de saber que a pesar de amar, debía alejar a una persona o le haría daño, porque ya en esos tiempos me daba cuenta que el amor es un veneno, que puede matar a los que no estén preparados para recibirlo. Y dar amor a ciertas gentes es matarlas, a todos aquellos que jamas soñaron siquiera con el amor, el verlo los asusta, y el sentirlo los mata.

Y estaba viendo a la gitana de unos 40 años, con la juventud de una virgen, amar a la vida, cuando llegó junto a mí, y me dijo quieres saber como estar otra vez al 100% en los momentos de mayor dolor, para poder caminar como un hombre a pesar de no saber adonde? Quieres saber como saber orientarte y a donde caminar cuando los demás sufran y lloren y se lamenten? DIME!!! Es tan fácil que hasta tu lo entenderás.

Si quiero saberlo señora, pero debo saber cual es el precio.

Muchacho idiota!!!! Es el orden de las cosas, el viejo que te hace caminar bajo la lluvia y quemarte las manos, te habla del poder sin culpa y del amor sin duda, como si el supiera que es eso!!!! ES al revés!!!!! El amor sin duda es lo único que te dará el poder sin culpa, lo que te hará inocente de todo crimen, lo que te hará vivir y desear morir. Lo único que nos hace morir es la duda. Mientras creas en el amor vivirás, y el mismo amor te dirá en el viento como matar, como amar, como dejarte vencer.

Ama y pelea por ese amor. No te dejes llevar por lo que digan los demás, cuando te encuentres corriendo, de repente te darás cuenta de adonde vas, y llegarás, porque vas al lugar que siempre has buscado y te está esperando, a la tierra donde nacen y viven los sueños !!!!

Y se perdió entre los arboles.

Por eso algunas noches nos despertamos sin saber porqué, cuando sentimos su ausencia y comprendemos que cuando deja un lugar ese lugar pierde toda la razón de ser.

Porque, es el amor, la razón que redime, que cubre con la nostalgia a cualquiera que ha osado verlo un solo momento.

Es difícil decir que es, porque las torpes palabras no pueden referirse a una esencia tan delicada y armoniosa; tratar de alejarse de el es atraer hacia uno la desgracia, porque solo conociéndolo es posible apreciar las verdades de la vida.

A la fuerza del amor doy mi vida, y aunque a veces me preguntan si me gusta ser un solitario, sé la respuesta. Cada acto en mi vida es un acto de amor que trata de destruir el abismo entre Adán y Eva. Sé que he sido desterrado del paraíso que representa no tener lazos morales. Y sé que el verdadero paraíso está en esta tierra. Pero no en la gente que dirige palabras o acciones vacías, sino en la que te da el corazón abierto.

El corazón es el motor del mundo de este Nagual. El corazón es lo único valioso que tengo en esta guerra para el mundo, y aunque no sea muy hermoso, ese corazón sangrante tiene vida, y como las balas, lleva un nombre escrito, aunque cada vez que he tratado de leer ese nombre, veo la espada del Rey Arturo, la indestructible Excalibur, con las palabras de su empuñadura, "Al inconquistado".

Por eso digo que el amor neutraliza y hace innecesario cualquier entrenamiento, porque si estos años de preparación para una batalla que tal vez no llegue me permiten proteger y nutrir por un momento a una persona valiosa, sabré que mi vida valió la pena.

Y si la batalla no llega, y solo encuentro en el camino los restos de los que han muerto luchando por el amor, sabré que será una muerte digna; esperar al amor sentado es innoble y antinatural, porque el amor es lo que nos hace dar un paso adelante, porque mientras exista vida, existe la esperanza de volverlo a tener, o para aquellos elegidos, la esperanza de conservarlo.

Y mientras, algunos se preocupan de lo que pueden hacer, como si el amor pudiera herir!!! No creer en el amor es lo único que hiere, si creemos en el o no creemos es lo único que importa; si tomamos la decisión de rendirnos y no hacer nada o salir a la batalla por la vida y el amor.

Pero el amor no es débil, no suplica ni exige, solo espera, espera el momento en que sea posible dejar de correr, espera el momento en que las cosas se aclaran por si solas, el momento en que todos los secretos se conocen, porque el amor no conoce la duda, ni el perdón ( nada en amor merece un castigo ). Es posible amar a algo que nos lastima, y es por eso que Oscar Wilde dice "Las mas grandes historias de amor que he conocido han tenido como protagonista a un solo actor sin oponente".

Como si el amor pudiera decirse en palabras!!!. En su llama encontramos el vigor, y en su paz la calma; el hielo que quema, el fuego que refresca, lo que une a los contrarios.

Es el aroma que tratamos de capturar cuando respiramos en el campo, el impulso creador que resume en un solo suspiro la verdad y la calma de una luna llena, con la promesa que existe en un amanecer.

Eso es, el amor.

Sentir el llamado implacable que oigo yo, bañarme en su sangre. Dejar que la fuerza de la vida circule desatada por tu alma. Porque ABRIR EL CORAZÓN Y SABER CERRARLO ES LA UNICA PRUEBA VERDADERA.


Alfonso Orozco - Mayo 1999
ICQ 41907900